En los últimos años se está produciendo una expansión del mundo del tatuaje, cada vez más gente acude a estudios de tatuajes y piercings en Coslada y en la sociedad poco a poco los tatuajes se van abriendo hueco, dejando de ser un elemento discriminatorio recurrente. Sin embargo, la historia del tatuaje es larga, ¿la conoces?

Los inicios del tatuaje se remontan al neolítico, una época en la que no existían los estudios de tatuajes y piercings en Coslada, y donde los tatuajes se realizaban con dientes y huesos afilados que se bañaban en tintas fabricadas a mediante carbón diluido. A partir de ese momento, el ser humano, sin importar la época, religión o forma de sociedad, ha recurrido al arte corporal con diferentes fines, los principales son el místico-religioso y el bélico.

Muchas sociedades antiguas pensaban que tatuándose determinados elementos en su cuerpo evitaban algún peligro, por ejemplo, tatuarse un escorpión podría proteger de su picadura. Por otra parte, un objetivo muy importante era el de realizarse tatuajes con intención de intimidar, y es que muchas sociedades recurrían al arte corporal del tatuaje para infundir miedo sobre sus enemigos.

Actualmente los motivos que llevan a una persona a tatuarse son más bien estéticos y sentimentales, mientras que los utensilios empleados ya no son útiles rudimentarios, sino dispositivos avanzados y eficientes. Por otro lado, antiguamente se empleaban tintas de baja calidad, peligrosas y poco duraderas, mientras que las tintas actuales apenas conllevan riesgo alguno, salvo reacciones alérgicas en contadas ocasiones, y su durabilidad es mayor permitiendo que el diseño permanezca durante más tiempo sin perder calidad ni definición.

Si te estás planteando plasmar un bonito diseño sobre la piel de tu cuerpo, pero tienes dudas sobre la técnica o el diseño, en ArmaBlancaTattoo podemos solucionarlas, así como asesorarte y ofrecerte el diseño que mejor represente la idea que tienes en mente.